Jane Eyre de Charlotte Brontë


Hablemos de Jane Eyre. Está es una novela escrita por Charlotte Brontë (Hermana de la también afamada Emily Brontë, autora de Cumbres Borrascosas) Fue publicada en 1847 por Smith, Elder & Company. Y es hoy considerada un clásico de la literatura en lengua inglesa.
La novela se tituló en principio Jane Eyre: una autobiografía y se publicó bajo el seudónimo de Currer Bell. Puede llegar a ser una autobiografía, ya que la autora tenía un amor secreto con un profesor belga, además de otros aspectos que guardaron similitud con su vida, como la enfermedad de la que mueren sus hermanas, etc.

Es una novelade la línea gótica en la que se emplea mucho el ámbito de la vida interior, del mundo del espíritu. La introversión.

<<Su desagradable sarcasmo, su dureza, me parecían picantes condimentos de un excelente manjar. Y si su presencia era en algún sentido ingrato, su ausencia hacia la vida insípida para mí. Consideraba dichosa a Miss Ingram, porque iba a poder asomarse a los abismos del carácter de aquel hombre y sondearlo>> Jane Eyre sobre Rochester.


Sinopsis:Dueña de un singular temperamento desde su complicada infancia de huérfana, primero a cargo de una tía poco cariñosa y después en la escuela Lowood, Jane Eyre logra el puesto de institutriz en Thornfield Hall para educar a Adele, la pupila de su atrabiliario y peculiar dueño, el señor Rochester. Poco a poco, el amor irá tejiendo su red entre ellos, pero la casa y la vida de Rochester guardan un estremecedor y terrible misterio.


<<Había degustado por primera vez el néctar de la venganza y me había parecido dulce y re animador. Pero, después, aquel licor dejaba un regusto amargo, corrosivo, como si estuviera envenenado>>  Jane Eyre
Jane Eyre no es un libro que sea rápidamente, pero tampoco es un libro que aburra. Simplemente es la clase de historia a la que te debes entregar cuando sientas que es el momento oportuno, por muy cursi que pueda parecer.
La verdad, aunque desde hace unos añitos estaba sintiendo curiosidad por esta historia, no fue hasta que llego a mí la adaptación cinematográfica del 2011 (Con Mia Wasikowska como Jane Eyre y Michael Fassbender como Rochester) que decidí leerla, y sumado a esto, acababa de leer ORGULLO Y PREJUICIO, de Jane Austen (Pero eso es otro tema y sobre las adaptaciones hablaremos más adelante)
<< No soy un ave, sino un ser humano con voluntad persona, que ejercitaré alejándome de usted >> Jane Eyre
Lo primero que me atrapo del libro fue la forma de Jane de ver la vida. La manera en que su pensamiento va transformándose durante toda la novela, es un personaje que crece. Se acompaña a Jane desde que es una pequeña niña de unos nueve o diez años, hasta que es una joven adulta al final de la novela (Toda la novela es narrada desde su punto de vista y en primera persona). Se es testigo de cómo se aferra a sus principios, de la manera en que los cristales a través de los que percibe al mundo se oscurecen o se aclaran, e incluso en los peores momentos, justo crees que va a perder su perspectiva, Jane continúa luchando en pie.
<<Todo el conjuro que se necesita son los ojos de una enamorada. Para ella seria usted lo más hermoso que se pudiera desear>>
Miss Eyre es una mujer intensa. Es un personaje con el que realmente se logra el cometido de conectarte con el sentimiento que está viviendo, hace que te sientas en su lugar. Es una mujer trabajadora y muy orgullosa, y es fascinante ver como al final, luego de luchar contra sus propios prejuicios, logra dar el paso más importante (Y el que nos cuesta más), vencer a su orgullo y el miedo escrutinio público, sin dejar de ser la mujer de carácter fuerte y singular personalidad que se muestra desde el comienzo. Vale, también hay momentos en los que intenté ponerme en sus botas y quise ver como reaccionaria yo en dicha situación, porque no estaba del todo conforme con sus decisiones, y creo que esto es lo más fascinante de esta historia. Jane Eyre es un libro que me hizo cuestionarme muchas cosas, especialmente mi perspectiva del amor.
<<Nunca me sentía a gusto en el trato cualquiera, hombre o mujer, hasta que penetraba en el umbral de su confianza, traspasando los límites de la reserva convencional>> Jane Eyre.
En otro orden de ideas, la agudeza y el ingenio de los diálogos son sorprendentes. Las conversaciones entre Rochester y Jane son sencillamente fascinantes, casi puedes palpar la tensión que existe entre ambos personajes. Los tópicos acerca de la iglesia, la religión, lo que está bien o mal, el cielo y el infierno, no faltan no solo entre los protagonistas, también de parte de Jane con otros personajes. Miss Eyre, como una mujer altamente moralista y profundamente religiosa, no la tiene fácil en muchas ocasiones.
Creo, además que es una obra muy adelantada para su época, quizás hoy en día una mujer independiente y un libro que hable fuertemente acerca de la iglesia no es algo que se considere innovador, pero lo fue para su época, incluso era aceptado de ser escrito por un hombre (Por eso se publico bajo pseudónimo) Aplaudo sin duda el riesgo de Charlotte de poner como protagonistas a una pareja de personajes poco atractivos físicamente y a la vez, ricos en profundidad, en conflictos -Aunque no era necesario llamar fea a Jane tantas veces- Y a pesar de que no gozamos con la perspectiva de Rochester, la autora no dudo en manifestar en los diálogos su perspectiva, su historia, su tormento. Esto es quizás otra de las cosas que me atrapo. Rochester.
<<Su recuerdo en mí: No era una nube de estío (…) No, su recuerdo era como un nombre grabado en un mármol, persistente en él mientras el mármol exista>> Jane Eyre acerca de Rochester.
El personaje es descrito como un tipo poco agraciado pero con una cualidad a su favor que hace que no puedas juzgar a Jane por enamorarse de él. Como dirían por ahí, un yo-no-sé qué. La virilidad de Rochester se hace presente apenas aparece en la obra. Su fuerza física y la "superioridad" de la que hace gala, muy a sabiendas de que no es un tipo atractivo hacen ver que, en cuanto a ese aspecto, se encuentra muy por encima de Jane. Existe una desigualdad entre los personajes.
<<Que verdadero aforismo de que “La belleza está en los ojos del que la mira” (…) No eran bellos, según los cánones de la estética, pero para mí eran más que bellos. Eran interesantes y estaban llenos de una sugestión que me dominaba. Yo deseaba no amarle –El lector sabe el esfuerzo que realicé para extirpar mi amor- Y, sin embargo, ahora que le veía, la pasión desbordaba, impetuosa y fuerte. Incluso sin mirarme, me obligaba a que le amase (…) No es para ellas lo que es para mí –Pensé- Él no es del corte de ellas, sino del mío. Estoy segura. Yo comprendo la elocuencia de sus movimientos y su rostro. Aunque otras circunstancias nos separen en mi cerebro, en mi corazón, en mi sangre y en mis nervios hay alguna cosa que me hace semejante a él (…) Cuanto hay de bueno, sincero y vigoroso en mi, gira impulsivamente a su alrededor (…) Sé que hemos de vivir siempre distantes y, sin embargo, mientras yo sienta y aliente, le amaré>> Jane Eyre acerca de Rochester.

Continuaré deshaciendome en halagos. La forma en que Charlotte, a través de Jane, describe paisajes, rostros, ropas, situaciones, pero más que nada, como describe sentimientos, creo que es precisamente la razón por la que insisto en que Jane Eyre es la clase de libros que debes leer cuando te sientes preparado para enfrentarte contigo mismo. La forma en que de pronto Jane se refiere a ti como “Lector”, y luego hace una confesión, en la mayoría de los casos acerca de sus sentimientos encontrados hacia Rochester es simplemente única. En mi caso particular, me sentí identificada con Jane es muchos aspectos y situaciones. En su forma de amar, de cuestionarse, de percibir los celos ante la aparición de Miss Ingram en la escena, etc.
<< (…) No obstante, yo, en realidad, no era celosa y el sentimiento que experimentaba no se expresa bien con tal palabra. Blanche era demasiado inferior para excitar mis celos. Perdóneseme la paradoja, porque sé lo que digo, Blanche deslumbraba pero no era sincera; era muy brillante, pero muy pobre de mentalidad (…) Tenía el corazón mezquino por naturaleza, no era original, ni benévola(…) Si Blanche hubiera sido una mujer buena, amable, yo habría debido mantener una lucha a muerte con dos tigres: La desesperación y los celos, y después, reconociendo la superioridad de Blanche, la habría profesado admiración el resto de mis días. Pero la realidad era que los esfuerzos de la señorita Ingram por seducir a Rochester fallaban (…)>> Jane Eyre acerca de Miss Ingram.
ALERTA DE SPOILER
El clímax de la historia llega cuando, el día de la boda de Jane y Rochester, se destapa el secreto de Thornfield. Para mí no fue un secreto, pues además de haber visto la adaptación, mi libro no tiene alerta de spoilers y este hecho se revela en la sinopsis adjunta en la parte trasera (Jamás voy a entender a qué jugaban en esa editorial). Vale, quizás se debió sospechar por la insistencia de Rochester en qué haría Jane si todos sus amigos le repudiaran y le dieran la espalda de pronto, pero no hay que restarle merito al hecho de que esta revelación, la sepas con anterioridad o no, sorprende. En mi caso, dejé de leer el libro apenas empezaron a aparecer los intentos de justificación por parte de Rochester, pero lo retomé al poco tiempo.
Ahora hablando de mis escenas favoritas. Las que van desde sus preguntas acerca de su reacción ante el hipotético hecho de que todos le dieran la vuelta, la declaración y el desastre de la boda, son de mis favoritas, aunque solo superada por una escena que fue, para mí, el momento en que te preguntas ¿Qué es lo que realmente quiere Rochester de Jane?
<<Con su envoltura carnal pudiera hacer lo que quiera, pero lo que habita en ella escapara siempre a mi voluntad. Y es su alma, su alma enérgica y pura lo que yo deseo, no su cuerpo>> Rochester.
La escena en cuestión ocurre cuando Rochester parece haberse marchado de Thornfield a  resolver unos asuntos. Jane queda en compañía de las amistades del señor de la casa, así como de su pupila. Cuando llega la noche anuncian que una gitana apareció en Thornfield y quiere hablarles a las mujeres presentes. El asunto es que luego de insistir en hablar con Jane Eyre, la gitana le revela algunas cosas inquietantes, e incluso le cuestiona algunas cosas. Con diálogos realmente profundos la escena transcurre deliciosamente, y finalmente la gitana se quita el disfraz y Rochester revela su identidad. Por medio de la frenología, que hace su aparición por segunda vez en la obra, Rochester hace una lectura de la personalidad de Jane, y todo ocurre en un ambiente totalmente hipnótico, como una especie de magia. Dicho tema, por cierto, juega un papel importante un poco más atrás, cuando Rochester hace énfasis en el poder que tiene Jane acerca de él y le “acusa” de haber hechizado a su caballo. También cuando se reencuentran.
Tengo entendido que esta escena no aparece en ninguna de las adaptaciones que se han llevado a cabo de la obra, cosa que me parece casi ofensiva, pues para mí es el momento en que realmente te preguntas ¿Sí estas interesado en Jane, por qué estás con Ingram? O lo que es lo mismo ¿Si estás interesado en Ingram, qué necesidad tienes de pinchar a Jane? ¡Déjala tranquila, Edward!
Rochester y Jane tienen una forma particular de comunicarse, sus diálogos están llenos de agudezas y cierto nivel de humor. Me atrevo a decir que les gusta “pincharse” como un par de adolescentes, probar el ingenio del otro en las respuestas. Es como si tuvieran una especie de relación amor/odio. Me atrevo a decir que esto es lo que les enamora tan profundamente. Él encuentra en Jane todo lo que había estado buscando, como el mismo dice, y vino a encontrarlo justamente donde jamás pensó hacerlo. Tan acostumbrado a la vida que llevaba, rodeado de mujeres como Miss Ingram y tantas otras, que se ajustaban a su patrón, pero no le llenaban realmente.
Personalmente, creo que Rochester ve en Jane no solo a la mujer que ha estado esperando y buscando desde hace mucho, la siente, quizás un poco como la canción Iris, de Goo Goo Dolls (Creo que es de ellos la versión original). De hecho, pensé en esta canción en muchas ocasiones mientras leía el libro. Creo que él no es del todo un mal hombre, sin embargo no tiene el mismo sistema moral o religioso de Jane, y en algún punto quizás se pueda percibir como un antagonista. Es un hombre lleno de conflictos, ha pasado por una serie de eventos desafortunados en su vida, y aunque esto no es una justificación para sus actos, ayuda un poco a comprender su forma de actuar.
Rochester fue unido en matrimonio por una mujer hermosa, pero que tenía una enfermedad mental. Bien pudo deshacerse de ella en una institución, pero sentía que eran demasiado crueles, por lo que decidió mantenerla oculta en la propiedad en la que menos tiempo pasaba. Misma propiedad en la que tiene a Adele, la hija de una mujer francesa que le engañó, y que posteriormente le dejó a su hija como pupila. Él no ve con buenos ojos a la niña, de hecho, es bastante frío en su trato con ella, pues le recuerda a la traición de la madre de esta, pero no le niega educación, tampoco lujos. Posteriormente, cuando Thornfield se incendian, Rochester no sale de la propiedad hasta que consigue asegurarse de que todos estén a salvo, y esto le cuesta casi la vida, dejándolo irremediablemente desfigurado. Creo que este personaje esta para recordarnos que hay algo de bondad y maldad en todos nosotros, y quizás en su caso no era meramente maldad, era más egoísmo.
<< ¡Le perdone en aquel mismo momento, lector!>> Jane Eyre.
Cuando conoce a Jane, puedo decir que ve en ella paz. Jane es una mujer poco atractiva, pero inteligente. No da mucha conversación, pero responde con agudeza. Además, me atrevo a decir que el hecho de que Jane rechace toda clase de abalorios o colores llamativos, se mantenga tan sobria y sencilla es otra cosa que le gusta de ella, aparte del hecho de que Jane le entrego su confianza casi en un primer momento, siempre se mostró fiel y compasiva con él, no solo le daba buena charla, Jane lograba satisfacer otras necesidades en este singular personaje. Edward estaba dispuesto a todo por conservarla a su lado, por eso el mismo reconoce que su accidente con el fuego no fue más que un castigo por la forma en la que obró en la vida. Se refiere a sí mismo como Vulcano, cuando Jane le habla acerca de lo guapo que era John Rivers -Personaje que le ofrece a Jane la vida de una misionera, pero forzándola a tomarla como esposa, aunque asegura no sentir nada por ella-
<< (…) Aunque pienses que soy un perro ateo, mi corazón rebosa de gratitud hacia Dios. Él no ve como ven los hombres, sino con más clarividencia; no juzga como ellos, sino con más justicia. Hice mal tratando de empañar la pureza de mi inocente flor, y el Omnipotente me lo impidió (…) El castigo ha sido justo y ha humillado mi orgullo para siempre. Yo, que me envanecía de mi fuerza, debo confiarme ahora a la guía de otro, como el más débil de los niños (…)>> Rochester.
Finalmente, Rochester, un hombre que a intentando a toda costa poseer a Jane, sin importarle mentir, pinchándola con celos, etc, habiendo llevado un estilo de vida liberal para el enfoque y la línea de tiempo de la época, es “salvado” y redimido por Jane, quien luego de un peregrinaje de, si mal no recuerdo, un año, vuelve, tras una escena donde la magia y el misticismo que ha venido envolviendo toda la novela hace su aparición nuevamente. El mismo reconoce que su accidente
FIN DEL SPOILER
Por todas estas cosas anteriormente contadas creo que Jane Eyre es, hasta ahora, el clásico de literatura inglesa que ha logrado conmoverme de forma más profunda. Quizás yo estoy inclinada a esta clase de historias, con protagonistas que están toda la historia en un constante ir y venir, pero en realidad creo que es una historia con muchos matices, algunos clichés, pero un enfoque digno de leer y disfrutar.
Respecto a las adaptaciones, creo que en cuanto a Rochester, este es mi favorito (El del 2011). Aunque inexplicablemente las mejores escenas del personaje se encuentran en los extras, que se encuentran en Youtube.


Esto ha sido todo por ahora.
No olviden comentar, espero que hayan disfrutado. Gracias.

Puntuación:



Marielys Pereira

"Books let you fight dragons, meet the love of your life, travel to faraway lands and laugh alongside friends, all within their pages. They're an escape that brigns you home" (@betterbybooks)

No hay comentarios:

Publicar un comentario